Los Presupuestos 2015 de la Junta Municipal de Tetuán dan la espalda a la urgencia social

Ya se conocen los presupuestos de este año para nuestro Distrito. Lo más llamativo es la renuncia a afrontar los problemas de la pobreza y la exclusión en un distrito complejo en el que están presentes la máxima riqueza y la extrema pobreza.
Si nos fijamos en aquellos programas que, bien utilizados, podrían ser más útiles para restablecer el derecho a una vida digna de todas nuestras vecinas y vecinos, nos encontramos que en Inclusión social y emergencias se recorta el presupuesto casi 230.000 euros, lo que significa una disminución del 10,67% respecto a 2014.
Algo parecido pasa en otros programas que podrían tener una gran función social. En Personas mayores y atención social hay una ligera caída del 0,56%, pero el programa de Familia e infancia cae un 22,35% y el de Centros docentes de infantil y primaria un 11,54%.
Entre los cuatro programas citados hay un descenso de casi 700.000 euros, con un monto total un 5,39% menor al de 2014. En cuanto a su peso en el presupuesto anual, en 2014 esos cuatro programas representaban un 52,77% (el programa de mayores viene a aportar un 32%) mientras que en 2015 sólo son un 49,73% del presupuesto total, que pierde calidad social.

Volviendo al primer programa citado, el de Inclusión social y emergencias, altos cargos de la Junta vienen alardeando de que en 2014 ha sobrado dinero del destinado a servicios sociales porque en Tetuán no hay pobreza y se piden pocas ayudas, pero quienes conocen la realidad cotidiana de los servicios sociales y de nuestros barrios bien saben los enormes esfuerzos que hay que hacer para conseguir una ayuda, la frecuencia con que las peticiones son rechazadas y el retraso escandaloso con que se conceden otras. Además, tanto Invisibles como otros colectivos de solidaridad y autogestión social hemos detectado que en realidad el número de personas en serias dificultades no disminuye sino que está aumentando, aunque también aumenta el número de las que se organizan para defender en común nuestros derechos.
En realidad, no sólo hay medios insuficientes para llevar a cabo el plan de emergencia social que sería necesario sino que además su uso actual no es eficiente: incluso con los mismos medios se podrían conseguir resultados mucho mejores si la acción social municipal se entendiese como herramienta para la satisfacción de derechos ciudadanos y si se hiciese un esfuerzo desde la Junta para extender el conocimiento de éstos, en vez dar a los servicios sociales un sesgo de beneficiencia manejada de manera arbitraria y muchas veces inquisitiva hacia quienes solicitan una ayuda.

Reparto público de alimentos sábado 10 de enero

El Banco de Alimentos 15M Tetuán organiza un nuevo reparto público de alimentos el sábado 10 de enero de 2015 a las 12 h, en la Plaza del Canal de Isabel II (también conocida en la vecindad como «Plaza de las Palomas» o «Plaza de Ladislao Martínez»), en el cruce de Lope de Haro y Bravo Murillo

https://bancoalimentos15mtetuan.wordpress.com
http://twitter.com/BdA15MTetuan

Que acabe la caridad y que empiece la justicia

Pasacalles y magia popular en Tetualandia 3 enero 2015

La cabalgata alternativa de Tetuán saldrá de la esquina de la Avenida de Asturias y la calle Cañaveral el sábado 3 de enero de 2015 a las 12 h. Al finalizar, desde las 14 h. hasta las 18 h., habrá comida popular, actuaciones, chocolatada. Como dice la noticia de «La Enre», «además de organizarnos para salir adelante y trabajar juntos para cambiar este sistema, también nos unimos para celebrar que lo estamos consiguiendo y que merece la pena seguir luchando, por nosotras y por nuestras peques!»

tetualandia

Barómetro social de España: los salarios más bajos y desiguales de la serie histórica

La Agencia Tributaria acaba de publicar los peores datos sobre monto y distribución de salarios desde 1992. Las rentas del capital cada vez se apropian de un mayor porcentaje de la renta nacional a costa de la población asalariada.

La Estadística de salarios de la Agencia Tributaria ha registrado en 2013 el salario medio más bajo de los últimos 22 años.

En el período 1994-2013 el PIB ha experimentado un crecimiento global del 45%, el valor del capital en acciones se ha revalorizado en un 371% y el salario medio se ha depreciado en un 8%.

El gobierno busca apuntalar la ingenua creencia de que “a todos nos irá mejor si los ricos hacen negocio”, pero su política se basa precisamente en lo contrario: en empobrecer a la población asalariada en pos de recomponer la ganancia de una clase social que vive de espaldas a las expectativas e intereses de la mayoría.

Ver noticia completa 

http://barometrosocial.es/archivos/1132#more-1132

INTERVENCIÓN DE INVISIBLES EN MAREA BLANCA-REINA SOFIA 14/12/2014

Soy Mariangel, tengo 20 años y 2 hijos. Mi niña de 5 años tiene encefalopatía hipóxica. Vivo en una casa con la luz, el agua y el gas cortados por impago. Y para ellos, soy invisible.

Soy Aurora. Una vez tuve un restaurante. Ahora no tengo ningún ingreso. Durante mucho tiempo mi único alimento diario era un paquete de salchichas que costaba un euro. Estoy recuperándome de un cáncer. El 15 de enero me quieren desahuciar de mi casa. Y para ellos, soy invisible.

Soy Silvia. Tengo 2 hijas menores de edad. Estoy en paro. Vivo en una casa okupada. Tengo una depresión fuertísima. Sigo adelante por mis niñas. Y para ellos, soy invisible.

Soy Carmen, tengo 81 años. Vivo con una pensión de 360 euros. Padezco una artrosis crónica. El trabajador social me dice que no cumplo los requisitos para recibir una ayuda económica. Para ellos, soy invisible.

Soy Olvido. Tengo 2 hijas. Mi marido no trabaja desde hace mucho tiempo. Se pasa todo el día encerrado en casa. Toma muchas pastillas contra la ansiedad y la depresión. Yo limpio un teatro. Gano 250 euros. En servicios sociales me han dicho que ya me han ayudado bastante y que no van a hacerlo más. Para ellos, soy invisible.

Soy Karim. Me vine a España buscando una vida más digna. Trabajo de lo que puedo, jardinero, pintor o albañil. Este verano fui a urgencias porque me dolía mucho el vientre. Me dijeron que tenía una hernia inguinal y que tenían que operarme. He empezado a hacer trámites para tener la tarjeta sanitaria, pero en todos los sitios me dicen que no tengo derecho. Para ellos soy invisible.

Soy Ángela. No estoy en paro. Soy trabajadora a tiempo parcial y gano 350 euros. Es el único ingreso de mi familia. Estoy recién operada y tengo muchos dolores. No puedo pagar los medicamentos que me alivien. Y para ellos, soy invisible.

Soy Yolanda. Sobrevivo con los 150 euros que gano limpiando un par de casas. Tengo vivienda porque una persona solidaria de la Asociación de Vecinos me ha cedido una que él no necesita. Cada vez que voy a los servicios sociales tomo tranquilizantes para intentar soportar cuando la trabajadora social me grita que “lo que quiero es vivir del cuento”. Eso me hunde aún más. Para ellos, soy invisible.

Estos no son historias inventadas. Lo que cuento son solo fragmentos de nuestra vida cotidiana. Son ocho, pero podían ser cientos, miles, decenas de miles en mi barrio Tetuán. O en el resto de la ciudad, o de todo el estado.

Todo lo más, nos dicen que estamos enfermos. Que tenemos depresión o ansiedad o trastornos en la conducta. Pero no tenemos ninguna enfermedad. Lo que padecemos es una condena a ser invisibles.

Nos quieren invisibles porque así no existimos y no podemos tener ni exigir derechos. Pero estamos hartos. Desde lo más hondo de nuestra dignidad vamos a pedir respeto. Vamos a luchar por nuestros derechos. Vamos a gritar que existimos, que sufrimos, que soñamos con una vida que vivir.

Es por eso que, juntos, organizados y apoyándonos nos negamos a seguir siendo invisibles

Gracias por escucharnos.

Texto de la intervención