Pobres con trabajo, pobres sin trabajo: 59% de las personas en paro, sin ninguna prestación

El jueves, 7 de mayo, a las 19 horas, presentación de Pobres con trabajo, pobres sin trabajo en La Enredadera, calle Anastasio Herrero, 10 (frente a la Mezquita de Tetuán). <M> Estrecho

Cartel_Fabricio br

Vivo con angustia. Pienso todo el tiempo como sacar un euro. Tengo dos hijos y he pedido ayuda a muchísima gente. Soy joven y cuando más necesito cubrir los gastos de mis hijos menos apoyo social recibo. Mi vida es stress, sin trabajo. Ahora tengo el agua cortada. Cada día cargo 60 litros de agua desde una fuente en un parque cercano. Todo es inestabilidad, psíquica y física. Me es imposible dormir y sé que, aunque todo se arregle, seguiré mucho tiempo con insomnio”

Pobres con trabajo, pobres sin trabajo: en paro, sin prestación y sin renta básica

El jueves, 7 de mayo, a las 19 horas, presentación de Pobres con trabajo, pobres sin trabajo en La Enredadera, calle Anastasio Herrero, 10 (frente a la Mezquita de Tetuán). <M> Estrecho

Cartel Angela br

El RMI lo solicité en abril de 2014. En un año lo único que he recibido es una carta hace pocos días en que me decía que tenía que llevar a mi trabajadora social los datos bancarios de mi pareja y mis hijos de 18 y 13 años y el contrato de alquiler. La trabajadora social me dijo que seguramente me concederían el RMI en junio, 14 meses después de solicitarlo. Me operaron de una enfermedad grave el pasado agosto y estuve 3 meses de baja. Trabajaba y cobraba 400 euros y tenía derecho al RMI. Pero durante la baja me despidieron del trabajo y desde entonces no he tenido más. El retraso en el RMI supone que los recibos sin pagar se acumulen: la luz, el alquiler del piso… Mi situación es muy precaria y tengo miedo de que me desahucien. Somos cuatro y cuando no hay que pagar una cosa es la otra y son necesidades elementales: luz, agua, casa, comida. Lo angustioso es vivir así un día tras otro.”

Pobres con trabajo, pobres sin trabajo: 408.000 empleos de jóvenes destruidos

El jueves, 7 de mayo, a las 19 horas, presentación de Pobres con trabajo, pobres sin trabajo en La Enredadera, calle Anastasio Herrero, 10 (frente a la Mezquita de Tetuán). <M> Estrecho

Cartel Marcos br

Desde los 17 años trabajo o busco trabajo. Ahora tengo 21 años. He trabajado montando y desmontando escenarios. Contratos de dos o tres días y pagados por horas a 7 €/h. Aún sigo acudiendo cuando me llaman pues no he tenido ningún otro trabajo, salvo unas prácticas no remuneradas de ayudante de cocina. He repartido por lo menos 500 curriculums. Me he pateado todo Madrid para dejarlos en todos los comercios que me encontraba. Lo máximo que me han ofrecido han sido horas sueltas a 5 €/h. He hecho cursos de ayudante de cocina, de informática, de electricidad. Todos del INEM. Mis expectativas son trabajar en la cocina de un restaurante. Pero si en un tiempo no consigo nada me tendré que marchar a Londres o Nueva York, donde tengo conocidos”

 

Pobres con trabajo, pobres sin trabajo: a mi edad, ni trabajo ni pensión

El jueves, 7 de mayo, a las 19 horas, presentación de Pobres con trabajo, pobres sin trabajo en La Enredadera, calle Anastasio Herrero, 10 (frente a la Mezquita de Tetuán). <M> Estrecho

Cartel Aurora br

Tuve un restaurante que cerró en 2010. Al ser autónoma no tenía derecho al paro. No he cobrado nada desde entonces y he vivido de vender todo; Empiezas con lo poco que tienes de valor y, al final, con todo. Me apunté al INEM e hice tres curriculums distintos. Esto es porque con mi edad tengo una larga experiencia trabajando. Uno era de pintora, otro de hostelería y otro más elemental, para cualquier trabajo que salga. He enviado cientos de curriculums y no he tenido más de 4 o 5 entrevistas en 5 años. Lo peor son las noches y los fines de semana porque saber que no va a sonar el teléfono. Al principio, como nunca había estado parada, tenía esperanza de encontrar trabajo. Con el tiempo me di cuenta de que con mi edad es imposible. Ser consciente de ello me hizo deprimirme. He sido desahuciada de mi vivienda, he sufrido un cáncer y no he podido pagar las medicinas, pues eran 300 euros mensuales y no me lo podía permitir”